Brasil: San Pablo decreta un «feriadazo» para favorecer el aislamiento tras el récord de muertes

San Pablo, la ciudad más grande de Brasil y de Sudamérica, registró un récord diario de muertes por coronavirus, por lo que decretará un «feriadazo» desde este miércoles hasta el domingo para facilitar el aislamiento voluntario y evitar el colapso del sistema sanitario.

Así lo decidió el intendente, Bruno Covas, que promulgó una ley municipal aprobada por la Cámara de Concejales destinada a anticipar los feriados de Corpus Christi (el 11 de junio) y del Día de la Conciencia Negra (el 20 de noviembre). Además, el viernes habrá asueto para la administración pública y feriado optativo para la actividad privada.  San Pablo registró 324 muertos en las últimas 24 horas, llevando las víctimas fatales a 5147, con 65.995 casos totales de COVID-19.

La decisión fue una alternativa al aislamiento obligatorio con circulación prohibida, una medida a la que por ahora se resiste el gobernador paulista, Joao Doria, aliado de Covas y miembros del Partido de la Social Democracia Brasileña.

Los dos están enfrentados al presidente Jair Bolsonaro por la forma de encarar la pandemia, teniendo en cuenta que el Presidente se niega a aceptar el cierre del comercio que la mayor parte del país decidió para evitar los contagios.

Otro grave problema es el sistema de hospitales, que en algunos lugares ya está al 100% de ocupación en las camas de unidades de terapia intensiva (UTI).