Concejo Deliberante «poco iluminado»

Nada sorprende cuando se trata del Concejo Deliberante de la Ciudad de Eldorado, una institución pública cuyo desprestigio se acrecienta a razón de un desempeño que deja mucho que desear.  Todo ello por la inexperiencia o falta de compromiso social y político de algunos de sus integrantes, así como por las internas que se suscitaron entre concejales y entre estos últimos y el personal del cuerpo por razones netamente políticas.

En esta ocasión la desinteligencia del cuerpo pasó por la aprobación a destiempo de la Ordenanza que autorizaba al Ejecutivo Municipal la compra de lámparas LED destinadas al alumbrado público, ya que el convenio suscripto por el municipio con la empresa proveedora de las lámparas exigía que las mismas sean adquiridas antes de un determinado tiempo.

Tiempo que el Concejo Deliberante no tuvo en cuenta, sancionando la Ordenanza N° 057/2020 con posterioridad a la fecha establecida en el convenio suscripto, momento en que la empresa proveedora no disponía de Stock del modelo de lámparas que formaron parte del acuerdo. Todo ello hacía necesaria la aprobación de una nueva Ordenanza, esta vez con precios actualizados que, con seguridad serán más elevados que los anteriores, lo que a su vez significa para el municipio afrontar mayores costos a raíz de la grave negligencia de los ediles de nuestra ciudad que parecieran estar despreocupados por el desempeño responsable de sus funciones.

A todo esto el Ejecutivo Municipal decide Vetar parcialmente la norma en cuestión a través del Decreto N° 101/2020, en un intento de resolver el grosero error del Concejo Deliberante.     

Si bien la sanción de la Ordenanza en cuestión estuvo precedida por una serie de conflictos, los cuales ocasionaron la renuncia del por entonces asesor jurídico del cuerpo a pedido del presidente Jorge Lopez, lo cierto es que existe una especie de “puja de poder” orquestada por el Presidente del Concejo  en contra del Intendente Municipal, donde intenta demostrar su capacidad para intervenir en los procesos institucionales y políticos imponiendo su voluntad a la de los demás miembros del concejo, algo de lo cual el presidente del concejo se jacta entre sus más cercanos colaboradores, de hecho uno de los ediles manifestó que fue el propio presidente del concejo quien impedía que el dictamen logre las firmas necesarias para que el proyecto sea tratado en sesión, aduciendo que uno de los concejales se negaba a firmar el dictamen,  edil que resulta ser aliada política del presidente y que ante el inminente conflicto que se avecina seria señalada como la culpable de que el Concejo Deliberante haya sancionado la Ordenanza a destiempo ocasionando un perjuicio económico al municipio.

El costo de la mudanza del Concejo.

Por otro lado continúan los manejos poco claros dentro del Concejo, en esta ocasión a raíz de los elevados costos que tuvo la mudanza al actual edificio situado en el Ex Hotel Montesco del km 6 de nuestra ciudad, considerando que los trabajos tanto de traslado de los mobiliarios como de acondicionamiento del actual inmueble fueron realizados por personal de planta permanente de la institución.

Todo lo ocurrido demuestra que las viejas prácticas políticas que puso en marcha la anterior gestión municipal por dos décadas continúan sucediendo, ejecutadas por los actores políticos que lograron mantenerse en el ejercicio de la función pública pese a la derrota electoral, prácticas de las cuales el pueblo está cansado y por las cuales vieron la derrota electoral,  pero que sin embargo persisten, con operadores que incluso forman parte de la actual gestión como elementos residuales de una casta política en plena decadencia.

D.C. Lic. en Cs. Políticas.-