Covid: Preocupa la falta de donantes de Plasma en el Hospital Samic

El Dr. Oscar Melgarejo Jefe de servicio de Hemoterapia del Samic, manifestó su preocupación por la falta de donantes, «instamos la solidaridad de aquellas personas que tuvieron casos y que ya están sanos, de donar plasma, porque una persona puede salvar la vida a tres o a cuatro personas» indico. 

El responsable del área, realizó algunas precisiones respecto al procedimiento, a quienes está orientado el tratamiento, y quienes están capacitados para ser donantes.  “El tratamiento con plasma lo venimos realizando desde hace mucho tiempo pero el problema que teníamos es que había muy pocos casos de personas contagiadas por lo que resultaba difícil conseguir donantes. Ahora que el número ha aumentado lanzamos ésta campaña porque hay muchas más personas que pueden ser donantes” afirmó Melgarejo.

El procedimiento, técnicamente denominado aféresis, es relativamente sencillo y rápido. La aféresis se caracteriza por no extraer células sino tan sólo plasma (líquido) por lo que la recuperación del donante es muy rápida.

“Lleva aproximadamente unos 20 minutos, se otorgan turnos a los donantes, y es similar a lo que es una donación de sangre común. La diferencia es que los donantes deben haber dado positivo al coronavirus y que para ser donante se puede hacer después de 28 días de haber dado positivo. Como hay mucha gente que puede sospechar haber tenido coronavirus porque no a todos los integrantes de una familia se les realiza el hisopado salvo que desarrolle síntomas, ellos también pueden consultar para ser donantes y les realizamos los análisis para certificar que la carga viral que presenten puede ser utilizada para el tratamiento posterior.

Por eso convocamos a ser donantes no sólo a aquellos que dieron positivo sino también a quienes sospechan que lo pudieron tener”, explicó.

Los requisitos para ser donante, además de haber tenido coronavirus, son los comunes a los de cualquier donante de sangre común: no haber tenido enfermedades que invaliden el ser donante (como algunos tipos de hepatitis), tener entre 16 y 60 años, no poseer alguna patología grave, etc.