El Fiscal sostuvo que el colegio de abogados debería intervenir, «hay una deficiencia técnica impresionante de parte de los defensores de Ovando» indico

En comunicación con E24N el Fiscal del Tribunal Penal Nº 1, Dr. Federico Rodríguez sostuvo que la Defensa de María Ovando  “es una de las más endebles que ha visto en su carrera como fiscal”, ya que no presenta una coartada, es decir una explicación alternativa de los sucesos, que se diferencie de los hechos imputados por el fiscal. No poseen una teoría del caso sentenció.

Asimismo, el fiscal se mostró asombrado de que los abogados que ejercen la defensa se presentaran al juicio oral sin haber ofrecido ninguna prueba, lo que representa “una deficiencia técnica impresionante”, “están violando el código deontológico, porque no han hecho nada por su defendida”, ello constituye una falta en el ejercicio de la profesión, pasible de sanción por parte del tribunal de disciplina del colegio de abogados, institución a la cual se debería dar intervención, manifestó.

No poseen argumentos, ni recursos para sostener su defensa ante el tribunal, por ello atacan mi función y desempeño, en un intento de desplazarme del caso.  En ese sentido agrego que cualquier fiscal “va a sostener lo mismo, porque el hecho delictivo que se le atribuye esta  probado”.  Recordemos que el fiscal Rodríguez fue recusado por la defensa de María Ovando, fundado en la existencia de razones que afectan los principios de objetividad, legalidad y oficialidad del funcionario.

El Juez Atilio León, pasible de un Jurado de Enjuiciamiento

Con respecto a la inhibición del Juez Atilio León para seguir entendiendo en la causa, Rodríguez lo considera como “un abandono injustificado de su funciones”, está incumpliendo con sus funciones, causal que lo hace pasible de un Jurado de Enjuiciamiento subrayó.

En cuanto a la acusación formal que lleva adelante el fiscal, dijo que todos los hechos atribuidos a los acusados están acreditados en el expediente, “no hay ninguna discusión al respecto” enfatizo Rodríguez.

El caso.-

María Ovando llegó a este juicio acusada del delito de omisión, por no haber evitado los abusos sexuales contra su hija y su nieta, ambas menores de edad al momento del acontecimiento de los hechos imputados. Su defensa es ejercida por los abogados, Eduardo Paredes, José Luis Fuentes y Roxana Rivas, todos ellos integrantes del Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género.

El juicio se suspendió tras la inhibición del Presidente del Tribunal Penal N° 1, Dr. Atilio León, que consideró que «la vaguedad de la acusación no le permite determinar qué debe juzgar», por lo que el proceso penal se postergó hasta el próximo 9 de Octubre.