Expectativas en comerciantes de Iguazú por vuelta de vuelos y micros de larga distancia

Las expectativas ante el regreso de los vuelos de cabotaje priman entre los sectores económicos misioneros. Es que en la jornada del lunes se publicó el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que determina las nuevas características del aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de Covid-19 y en el que se habilita el transporte interurbano e interjurisdiccional.
De esta manera, se supo que desde el Ministerio de Transporte de la Nación se están arbitrando las medidas para que desde este fin de semana arranque nuevamente el movimiento de aviones en el país, incluida la provincia de Misiones.

Tras el anuncio días atrás del regreso del transporte aéreo, el gobernador Oscar Herrera Ahuad había confirmado a El Territorio que “Misiones aceptará los vuelos”, aclarando que los pasajeros deberán “tener pasaporte sanitario para ingresar a la provincia. Realizaremos los controles necesarios en cada aeropuerto”.

La determinación de la fecha aún no se oficializó, pero las estimaciones marcan que desde este fin de semana estaría la resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) que autorice el retorno.

Más allá de esto, las empresas ya se encuentran vendiendo los pasajes y reprogramando aquellos vuelos que aún no pueden salir, como el que estaba previsto para ayer entre Ezeiza y Puerto Iguazú. El precio de los pasajes (ida y vuelta) ronda los 10.000 pesos por persona.

En tanto, el protocolo de Aeropuertos Argentina 2000 para Iguazú fue presentado el último viernes y desde la Provincia aseguran que las terminales aéreas se encuentran acondicionadas sanitariamente para que se pueda retomar la actividad sin mayores inconvenientes.

Jorge Bordín, presidente de la Cámara de Comercio de la localidad de Puerto Iguazú, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva y puntualizó que, «la verdad que estamos muy contentos porque necesitamos de la llegada del turista para poder desarrollarnos cada uno en su actividad y poder trabajar que es lo que anhelamos desde hace ocho meses».
«Tenemos la cuestión hotelera y gastronómica en la que que hay lugares que están con las puertas cerradas desde el día 1, puntos turísticos que no es lo mismo tener una apertura del Parque Nacional para locales a que puedan venir turistas de otras partes del país que es el llamador principal para poder incentivar el resto de las actividades», aclaró.
Además comentó que están convencidos que la apertura no va a ser para gran cantidad de turistas, «porque se aclaró que los primeros vuelos va a ser para personal esencial que viene a trabajar y no a pasear pero esto nos da una pauta para ir trabajando en el protocolo para una posible vuelta a la normalidad tanto del transporte terrestre como aéreo».
«El Turismo internacional en su normal y habitual circuito va a tardar en volver desde uno a dos años, es transitar constantemente sobre las normativas que se dan mediante la OMS, estamos aprendiendo día a día. Nosotros festejamos que por lo menos podemos trabajar con los argentinos que es un alivio importante y el resto se va a dar a medida que el turista se sienta seguro y el trabajador se vea respaldado por el protocolo con un trabajo responsable, pero sin lugar a dudas necesitamos iniciar que es lo principal», finalizó.