Gobierno diseña un plan de rescate de empresas y trabajadores del turismo

Durante las jornadas de este martes y miércoles, en Iguazú y en El Soberbio, respectivamente, una comitiva del Ministerio de Turismo de Misiones, convocó a los diversos actores del sector a reuniones multitemáticas para abordar la problemática del sector en este tiempo de aislamiento social, que tanto aqueja a la actividad turística, sostén de miles de familias misioneras.

El ministro, José María Arrúa, junto a un equipo de la cartera que dirige, fue recibido por los intendentes, y tomó contacto con empresarios y trabajadores, ante quienes se detallaron las ya existentes líneas de créditos y subsidios, y se adelantaron algunos puntos sobre nuevos apoyos conjuntos entre la Provincia y el CFI (Centro Federal de Inversiones), que, en los próximos días, se sumarán, buscando alcanzar –principalmente- a los trabajadores autónomos, independientes y monotributistas.

En principio se habla de cuatro líneas de crédito para varias escalas de operaciones. De cien mil, 400 mil, 800 y 1,2 millones de pesos. Las tres primeras a tasa cero y la última a una tasa de 6,5 por ciento, que se está gestionando con el CFI. La idea es que las operaciones se canalicen a través del Fondo de Crédito de Misiones.

En Iguazú, la situación es crítica. No sólo el sector hotelero y el gastronómico se encuentran cerrados a causa de la pandemia. La ciudad completa normalmente respira turismo, y trabajadores de todos los sectores están afectados por la imposibilidad total de operar que rige en los rubros relacionados.

Así, las autoridades se reunieron con taxistas, guías, lancheros, fotógrafos, hoteleros, gastronómicos, poniendo a disposición a los equipos técnicos, para el acceso a los créditos y también así, para las capacitaciones online que se vienen realizando para prepararse y adecuarse al tiempo que vivimos.

La pandemia paralizó al mundo. El turismo misionero, no sólo no es ajeno, sino que resulta uno de los sectores más afectados. Luego de años de crecimiento, inversiones y trabajo, reducir a cero la actividad, por tiempo indeterminado, y con perspectivas de una eventual reapertura lenta y escalonada, el turismo debe buscar su sostenimiento de manera diferencial, con parámetros acordes a su situación.