Histórico: Misiones importa yerba de Paraguay por escasez de la materia prima local

Aunque suene increíble, en los últimos meses se realizan cada vez más operaciones de importación de yerba mate por escasez en la provincia. La mayor parte de la yerba importada proviene de Paraguay, aunque también se registraron compras menores a Brasil. Así es, parece mentira, en la tierra de la yerba mate, del oro verde, las hojas no alcanzan y se importa de los países vecinos.

Los datos del INDEC revelaron que en el primer cuatrimestre 2020 ingresaron a la provincia casi cinco millones de kilos de yerba canchada, desde Paraguay y Brasil. El incremento sustancial de las compras comenzó en septiembre del año pasado, después de mucho tiempo. Durante ese mes fueron alrededor de 468 mil kilos importados, cantidad que luego fue aumentando hasta rondar los 1.800.000 kilos en abril de este año, según publicó este sábado Primera Edición.

El vicepresidente de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), Cristian Klingbeil remarcó que “existe un problema generalizado de las cooperativas y los molineros, que están con problemas para lograr el stock de yerba que necesitan”.

“Hay cooperativas en la zona de la ruta 12 que importan yerba porque están 10 millones por debajo de los kilos de hoja verde que normalmente necesitan para su mercado”, dijo.

A su vez, Julio Peterson, dirigente yerbatero y diputado provincial, remarcó que “Estamos analizando un proyecto de ley para generar ese resguardo. Hay que trabajar fuertemente en esa problemática”.

“No podemos prohibir a nadie que haga esas compras, pero tampoco podemos permitir que vengan a competir directamente con nuestra productividad”, expresó.

Por su parte, Marcelo Hacklander, director titular por la Producción en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), comentó: “Hay que recordar que la producción en Paraguay alcanza apenas para su mercado interno. Por eso no es suficiente para que sea importado en un gran número hacia nuestra industria. Puede darse que venga alguna que otra carga de yerba canchada pero no será algo que moverá la aguja en la cantidad de kilos que hacen falta en Misiones para cubrir la necesidad de nuestro mercado”.

“No va a pasar que la yerba que entre de Paraguay suplante a la nuestra, en relación a la producción”, finalizó.

 

HASTA 31 PESOS POR KILO

El precio de la hoja verde de yerba mate se disparó y se cree, justamente,  que se debe a la escasez. El precio fijado por el INYM es de $20 pero reconocen que se paga hasta $31 por kilo.

Klingbeil dijo que “se escuchan ofertas hasta de 31 pesos por kilo, en pagos al contado o cheques por pocos días”, señaló y añadió: “Cada semana viene aumentando un peso, la oferta va mejorando semana tras semana. Se da porque hay una demanda mayor de lo que se puede ofertar en kilos”.

En tanto Hacklander dijo: “La escasez del producto existe, por eso los precios de la hoja verde fueron subiendo de una manera interesante. La industria no nos quiso dar en marzo, para el comienzo en abril de la zafra, cuando pedíamos 29 pesos por la hoja verde puesta en secadero, y ahora de repente están ofreciendo más de 30 pesos, esto se da por la escasez de materia prima”.

“Los precios que están ofreciendo los secaderos hoy rondan los $30 y $31. Estamos a principios de junio y ya llegaron a esos valores. Esperamos que eso se mantenga. En teoría, por lo que dialogamos con varios secaderos y demás, la falta de materia prima se mantendrá por lo menos un año más, debido a factores climáticos y las plagas que están afectado la producción”, completó.

Finalmente, sobre el crecimiento de hechos delictivos, por el robo de yerba, Klingbeil subrayó: “Otro gran problema que estamos enfrentando es el crecimiento del robo de yerba. Es algo que no para. Es increíble, cuando el tiempo está muy feo el productor no puede ir a mirar su chacra pero los ladrones sí van, y después el dueño se encuentra con que le faltan hasta 3 mil plantas de yerba recién plantadas. Estamos muy preocupados por esto, este problema crece cuando la yerba tiene pago de contado. Cuando la yerba tiene un buen precio y el pago es de contado, nadie controla remito, los secaderos desesperados por yerba compran lo que venga, entonces se dan estos negocios para los dueños de lo ajeno. Cuando tenemos los cheques a 360 días no nos roban yerba”.