Por aumento de la nafta, las multas de tránsito cuestan hasta $167 mil

En Posadas, las infracciones se miden por unidades fijas. Cada una equivale al precio de un litro del combustible de mayor octanaje, que está a $83,50 en las estaciones de servicio.

El pasado 16 de enero entró en vigencia el segundo aumento de combustibles en lo que va del año. Si bien hubo bronca en diversos trabajadores y principalmente en los automovilistas y taxistas, quizás los más afectados ante los incrementos de la nafta, también se generó rechazo en otros sectores de la cadena productiva, ya que también suben los costos de transporte y logística de alimentos, por citar un ejemplo.

Sin embargo, hay un área que pocas veces es tenido en cuenta. Se trata el de las sanciones a las infracciones de tránsito que en Posadas se rigen por unidades fijas (UF) del combustible de mayor octanaje. Así, cada unidad fija de sanción equivale a un litro de nafta Infinia, que actualmente vale 83,50 pesos.

Si bien, todos los municipios misioneros están adheridos al Decreto Nacional 437/2011, algunos rigen sus valores de multas por ordenanzas municipales, como ocurre en Posadas, con la ordenanza de tránsito en vigencia XVI Nº 17.

Dicha normativa, en su articulado dispone que “las unidades fijas equivalen en dinero al menor precio de venta al público, de un litro de nafta especial, al momento de su efectivo pago”, por eso se toma en cuenta el valor de la petrolera YPF.

En ese punto, por ejemplo, una persona que reciba la multa máxima prevista en la ordenanza para casos graves, de 2.000 UF, debe abonar 167 mil pesos.

Pero desde la Justicia de Faltas, encargada de determinar las sanciones, aclaran que “no todas las penas son iguales y dependen de varios factores, por eso para cada falta particular hay un mínimo y un máximo”. Es decir, cada caso es único y con sus características, lo cual es evaluado por el magistrado a cargo de la causa.

Según un relevamiento de este matutino, en Posadas las faltas de tránsito son recurrentes y se ven a diario. Aunque hay algunas que encabezan la lista entre las más comunes como la falta de documentación, seguro y Verificación Técnica Vehicular (VTV), este último requisito fue suspendido desde el 21 de enero último y por el plazo de 60 días.

Pero también los inspectores se encuentran con conductores que conducen con alcohol en sangre o pasan en rojo los semáforos.

De acuerdo a la ordenanza en vigencia en la capital misionera, conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes es considerado una falta muy grave y la multa va de 250 hasta las 2.000 UF. Esto sería, desde 20.875 pesos a 167.000 pesos.

De la misma forma, la multa mínima por no respetar las señales de los semáforos es de 159 UF, unos 13.276 pesos.

Mientras que el monto mínimo de sanción por circular con vehículos de transporte de carga sin las condiciones de seguridad reglamentarias y la debida señalización es de 42 UF, unos 3507 pesos.

La misma multa mínima se aplica por ejemplo en caso de estacionamiento en lugares prohibidos en forma antirreglamentaria, sobre la vereda o entrada y salida de cocheras.

Los mismos valores, de forma aproximada, se repiten por: girar a la izquierda en avenida de doble mano, circular en contramano, girar en U, participar u organizar picadas en la vía pública, no respetar las indicaciones de los agentes de tránsito o los controles, la falta de luces reglamentarias, el uso de luces antirreglamentarias, interrumpir fila de escolares, y cruzar bocacalles a alta velocidad.

Asimismo, las infracciones graves, como interrumpir el tránsito, realizar conductas que atenten contra el medioambiente, circular a alta velocidad, la adulteración de patente, darse a la fuga y la falta de elementos de seguridad como matafuegos, entre otras infracciones similares, tienen como pena una multa máxima de 1.000 unidades fijas, es decir 83.500 pesos. fuente el territorio.