Wanda: Por ataque de Rottweiler la justicia dictó fallo millonario a favor de las victimas

Wanda. La justicia falló a favor de una madre y  sus dos hijos menores de edad, que fueron atacados por dos perros de razas Rottweiler. El hecho se produjo en Agosto de 2007 en el barrio Lourdes de Wanda, en ese momento los niños tenían cuatro y ocho años de edad, estaban junto a su madre en el momento de la agresión. El más pequeño había recibido graves heridas en el rostro y su cabeza, además le produjo parálisis facial, tras lo cual se sumo el ataque del otro perro, quien arremetió contra el niño de seis años,  la madre intento protegerlos, ambos recibieron heridas en los brazos y piernas.

El fallo condenó a la Sra. Susana Griselda Ayala a abonar la suma de  1.975.909,06 pesos.

El fallo que hace lugar a la demanda es de la Cámara de Apelaciones de Eldorado  (Dras. Liliana Komisiarki y Maria Bergotini).

Abogados defensores Iris Sonia Jantsef – Carlos Martín Kozic

 

 

 

La Crónica del caso.-

Aproximadamente a las 19:00 hs del sábado 11 de agosto del año 2.007, la señora Julia Gomez Sanchez se encontraba caminando con sus dos hijos Pablo E.  Pelinski de 8 años de edad, y Davida W.  Pelinski de 4 años de edad, por la calle colectora Hipólito Irigoyen.
En forma inesperada los sorprendieron dos perros de gran porte de raza Rottweiler, que provenían de la vivienda de propiedad de la Sra. Susana Griselda Ayala.-
El portón de la casa se encontraba abierto, los canes se dirigen hacia  David el menor de los chicos, mientras que uno de los perros lo atacaba a la cabeza, el otro perro se aferró a la pierna,  su madre viendo como estaban atacando brutalmente a su hijo menor, con su cartera comenzó a golpear a los perros y sí pudo rescatar a David, pero si bien ahuyentó del menor los perros se dirigieron hacia Pablo el hijo de 8 años, los cuales se prendieron ferozmente por la pierna del mismo, cuando la mujer se dirige con el mismo fin de rescatarlo, uno de los perros le ataca el brazo izquierdo de la misma, mientras que el otro perro arrastraba de la pierna a Pablo.
Casualmente dos personas circulaban por la calle con una camioneta, al ver la situación, de inmediato se bajaron del vehículo y socorrieron a a la madre y a sus hijos que estaban brutalmente lastimados, ensangrentado, y con ataque de pánico, trasladándolos a la Comisaría local de Colonia Wanda.-